noviembre 28, 2015

NO COPYING


Últimamente me llena de rabia ver cómo todo se está yendo al traste, cómo cada día la moda como antes la conocíamos se está degradando, cómo hemos pasado a ser auténticos clones. No es un tema de hoy, ni siquiera de antes de ayer, y es que desde hace un tiempo me entristece mirar a los ojos a un arte, como es la moda, que poco a poco se apaga y se consume ante la mirada impasible de cientos de millones de ojos que juzgan, dictan, condenan y reprochan unos ideales que ellos mismos están indirectamente creando. Sí, es la actualidad, llevar lo que dictan los escaparates es portada, y no me refiero a comprarte un jersey para el que llevas meses ahorrando y sueñas con añadir a tu armario, me refiero a ser un maniquí andante con todo aquello que adquieres, que el propio diseñador se volvería loco para discernir si es o no un plástico más de su colección. Me refiero también a las revistas, a las redes sociales, a internet y en general a todo aquello que nos impulsa como no, a copiar toda novedad cuanta alcanza nuestro teléfono móvil, desde prendas o complementos, escenarios donde x persona se ha hecho fotos hasta estilos de vida que nos costaría, aun siendo millonarios, rozar con la punta de los dedos. Porque es así, la esencia es impagable, y es lo que mucha gente persigue, en mi opinión, en vano. Y no tiene otra razón más que porque la amplia mayoría de lo que exponen en sus perfiles sociales es completamente falso, es un estilo de vida ideal al que hasta ellos mismos aspiran, es lo que quieren que vean los demás, sus días de fiesta, su sonrisa en pleno mes de agosto, y como tú y como yo, también se despierta con mala cara un domingo de resaca, también tiembla, también llora, y quizás más de lo que imagines. A lo que quiero llegar es que las redes están para filtrar, para saber lo veraz, y para inspirar, porque hay una fina linea entre inspirar y copiar para mucha gente, aunque para mí se asemeja más a un abismo, y ambas partes igual de extremas. Inspirar como lilbourne lo entiende es lo mejor que nos puede regalar la moda, tanto si inspiramos como si nos dejamos inspirar. Por otro lado el plagio solo nos lleva a descubrir lo peor de nosotros: Darnos cuenta de que esa no es la mejor versión de nosotros mismos, ni siquiera es una versión nuestra. Porque llegará un día en el que la vida nos pondrá a prueba, porque es muy fácil pretender ser otra persona pero a la hora de la verdad solo nos tenemos a nosotros, y nada ni nadie nos podrá decir quienes debemos ser. 

Yo no copio, por eso quería desde hace tiempo gritar a los cuatro vientos lo que pienso y componer un post especial. Dejaros la mejor versión de mi misma en una fría aunque soleada tarde de noviembre me parece la mejor de las opciones. Para ser irremplazables no hay mas que dejar nuestra esencia allá donde vayamos.



Jersey/ Sweater: Primark
Jeans: Levi's
Bra: Vintage
ACDC top: Pull and bear (old)



noviembre 22, 2015

HAPPINESS IS A DIY


Alguien dijo alguna vez que existe gente tan pobre que tan solo tiene dinero. Todavía sigo preguntándome qué es lo que valora la gente, porque no es lo mismo valor que precio, porque no es lo mismo vivir que malvivir. No sé cual es el secreto de la felicidad, ni siquiera sé si depende de nosotros mismos, de cómo nos tomemos la vida o de cómo afrontemos los problemas si de vez en cuando nos dejan hasta sin aliento. Tampoco sé a ciencia cierta cómo medirlo, si es o no posible que se mantenga constante propiamente dicho, tal vez es culpa de que siempre tiendo a calcularlo todo. Lo que tengo y bien claro es que la felicidad es algo que se construye, algo que debes hacer tú mismo, cómo las cosas importantes, poco a poco y día a día con la cabeza fría y el corazón en caliente, cómo las cosas mágicas, como las buenas relaciones, despacito y con buena letra. Y es que nunca he sido de hacer buena caligrafía, pero poco tiene que ver, la forma de pensar va por un lado y mi caos por otro. Lo que sí que va a la vez es el borrón cada tres o cuatro líneas, o como dicen, borrón y cuenta nueva, pensando cada tres o cuatro líneas si continuar, rectificar o arrancar la página de cuajo. Las tres igual de necesarias e impredecibles como la vida misma, como que hay un abismo entre soñar viviendo y vivir tus sueños.




Creo que no hay adjetivos posibles para describir mi amor por esta chaqueta de shein. El color marrón/teja en tejido imitando el ante y las solapas no pueden gustarme más para estilos vintaje con mis monk strap favoritos y jersey bien ancho. Las semanas de ajetreo máximo ya han pasado (hasta nuevo aviso) así que vuelvo por aquí con sesiones de las que a mí me gusta, con luces, contrastes y más lilbourne que nunca, nos vemos pronto con más novedades.

Chaqueta/Jacket: Shein(la misma aquí/the same here)
Jersey/Sweater: Vintage
Jeans: Lefties (old)
Monk strap shoes: Zara (Autumn-Winter 15/16)
Gafas/Glasses: Giant vintage 


noviembre 18, 2015

OUTFIT OF THE DAY


Como ya sabéis últimamente estoy más que cargada con las clases, pero eso no quiere decir precisamente que me olvide de la moda, porque sería sinónimo de olvidarme de mí misma. Sí, como todos me levanto algunos días después de dos alarmas del despertador, desayuno casi a la vez que me lavo los dientes y me hago un moño despeinado mientras que salgo por la puerta colocándome el jersey mas grueso y grande que he encontrado en mi armario. Cada día estoy más segura y a la vez más orgullosa del caos inevitable y a la vez tan necesario que hace falta de vez en cuando en nuestras vidas. Desorden. La mayoría de veces en mi caso llega al extremo, pero son precisamente esos días en los que me doy cuenta de que llevo toda y absolutamente mi esencia encima, con apenas un poco de rimel, mi mejor sonrisa y un montón de cálculos en hojas sucias y arrugadas en mi mochila. Y aunque parezca mentira, dentro de ese caos está todo perfectamente ordenado para mí, al fin y al cabo nunca sabes a quien puedes aportarle una buena y caótica sonrisa para desordenarle el día.


Adoro este tipo de vestidos con un aire muy informal para el día a día junto con la mejor de mis chaquetas de punto. Me sorprendió muy gratamente la calidad de este vestido de choies, esperaba un vestido para entretiempo pero resulta que es de tela de sudadera gruesa y larga como las que todas alguna vez hemos deseado tener para el invierno, además cuando yo lo elegí estaba agotado en granate y ahora ¡vuelve a estar en la web! Bufanda y creepers para terminar un look comodísimo y muy lilbourne, la clave está en pensar en la comodidad y en cómo darle nuestra esencia a una prenda para ir todos todos los días cómodos con nuestro estilo. Nos vemos pronto con más novedades.

Vestido/ Dress: Choies negro o granate (el mismo aquí/the same here)
Cardigan: H&M
Creepers: Ebay
Bufanda/ Scarf: Mercadillo

noviembre 13, 2015

MISTY ATMOSPHERE


En semanas como esta que apenas he pisado mi casa y poco menos mi cama, a pesar de todo no dejo de pensar en lo que me gusta lo que hago, en que día tras otro estoy donde debo estar, haciendo mil y un horarios para conseguir llegar a todo y probablemente con más estrés y caos del que tuviera si estudiara otra cosa. A veces dudas, dudas mucho, pero otras tienes la total certeza de que estás en el lugar correcto, en el momento perfecto y con la mejor sonrisa que tienes. No siempre es fácil llegar hasta ahí, ni siquiera es el camino directo, ni siquiera es lo que imaginabas pero tarde o temprano sabes que debes estar ahí, y creedme porque nunca me he sentido mejor.


Blogger esta semana se ha visto reducido notablemente, pero no quiere decir que no siga con mil ideas en la cabeza y con mil looks anotados en servilletas, notas en el móvil o pañuelos de papel. No dejo de crear cosas nuevas como combinaciones de colores como la que os traigo hoy, nunca, y cuando digo nunca es nunca, habréis visto en el blog marrones y negros en un mismo look de la manera que llevo estas prendas. Muchas veces nos negamos a determinadas mezclas simplemente por puro azar y patrones que existen en nuestras cabezas, la necesidad de renovar nuestros cánones está en nuestro continuo cambio.

Nada mejor para cambiar que recibir algunas ansiadas prendas, en mi caso esta blusa de choies llevaba en mi cabeza desde hace un tiempo ya, y es que la tendencia de escotes con cordones no puede gustarme más para esta temporada. Os dejo debajo algunos de mis favoritos y nos vemos pronto con más novedades.

Blusa/ blouse: Choies (la misma aquí/ the same here)
Culottes: Oasap
Monk strap shoes: Zara
Chaqueta vaquera/ Denim jacket: Vintage

1  |  2  |  3  |  4  |  5